Evangelio 2018

9 julio, 2016 – Espiritualidad digital

Supuestos amigos y amigos de verdad

amigos    Toda la semana la hemos pasado hablando de apostolado. Y nos hace bien, porque es preciso despertar conciencias. También porque es verano, y las vacaciones son oportunidad inigualable para fomentar la amistad. El apostolado no es distinto de la amistad, ni es la amistad la ocasión para el apostolado. Sencillamente, son lo mismo, porque la amistad es la comunicación de la intimidad entre los amigos. Y la intimidad de un cristiano es Cristo.

    Ahora bien, en ocasiones, el apostolado se convierte en piedra de toque que permite distinguir al verdadero amigo. A más de un supuesto amigo hemos perdido muchos por Cristo. Si al dueño de la casa lo han llamado Belzebú, ¡cuánto más a los criados!

    Quienes llamaron Belzebú a Cristo no eran amigos suyos. Al revés, los llamaron así para distanciarse de Él. Se dieron cuenta de que acoger a Jesús suponía acoger a Dios, y no todos quieren acoger a Dios.

    ¿No te ha sucedido nunca? ¿Nunca se ha apartado de ti un supuesto amigo al percatarse de que sigues al Señor? ¿Nunca un supuesto amigo te ha obligado a escoger entre Dios y él?

    ¿Y por qué a Jesús le sucedió y a ti no? Examínate.

(TOP14S)