Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

9 Junio, 2016 – Espiritualidad digital

Peleas

peleado    Tiemblo al leerlo: Todo el que esté peleado con su hermano será procesado. Porque, desde hace mucho tiempo, cuando no es por una cosa, es por otra. Siempre hay alguien peleado conmigo.

    Claro que, si lo pienso bien, los que están peleados son ellos, no yo. ¿Seguro?

    En todo caso, hay salvación; al menos, para mí. Si me cuido de amar a quienes están peleados conmigo, si soy capaz de poner buena cara ante quienes me odian, si rezo por quienes me hacen o me han hecho daño, entonces yo no estoy peleado, sino, simplemente, herido. Pero herido llegó Jesús al cielo, y no creo que le hiciera mucha gracia verme llegar allí sin haber sufrido el menor daño.

    Y para quienes están peleados conmigo, ¿hay salvación? Supongo que algún mérito habrán hecho al soportarme. Pero, aparte de eso, peleado estuve yo con Jesús y Él me reconcilió muriendo por mí. Si ofrezco yo mi vida por quienes están peleados conmigo, si aprovecho el dolor que me causaron (mucho o poco) para unirlo al oprobio del Señor, y con Él me entrego a Dios por ellos, también ellos serán reconciliados. No conmigo –que no hace ninguna falta– sino con Dios.

(TOP10J)