Evangelio 2018

24 mayo, 2016 – Espiritualidad digital

Simón Pedro y el joven rico

simón pedro    ¿Qué distinguía a Simón Pedro del joven rico?

    Diréis que Simón dio ese paso que no quiso dar el joven; que él vendió cuanto tenía y siguió a Jesús. Eso mismo hubiera dicho él: Ya ves que nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido.

    Pero, aparte de que los bienes que Simón hubiera vendido eran nada en comparación con lo que aquel joven hubiera tenido que vender, tampoco era verdad que Simón lo hubiera dejado todo. Era tan verdad como que el joven rico había cumplido todos los mandamientos; si tan sólo hubiera cumplido el primero y hubiese amado a Dios con todo el corazón, habría seguido a Jesús sin pensarlo.

    En cuanto a Simón, meses más tarde, junto al Sanedrín, en una noche terrible, se daría cuenta de su mentira. Ni había dejado su honra, ni estaba dispuesto a dejar su vida. No lo había dejado todo.

    Entonces, ¿qué distinguía a Simón Pedro del joven rico?

    Probablemente, lo más importante. Porque la gracia de Dios es para todos, pero lo que marca la diferencia entre el santo y el mediocre es lo que distinguía a Simón Pedro del joven rico: Simón Pedro quería. El joven rico no.

(TOP08M)