“Evangelio

11 Mayo, 2016 – Espiritualidad digital

Caminar supone pisar tierra

tierra    Tan importante es la oración sacerdotal de Cristo por lo que pide a su Padre como por lo que no le pide. No te pido que los retires del mundo, sino que los guardes del mal. Acto seguido, afirma: No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.

     No somos del mundo. Nuestra patria es el cielo. Y estamos en el mundo como quien va de paso. Somos quienes caminan mirando siempre hacia delante.

    Pero una cosa en pensar sólo en llegar, y otra muy distinta es pensar en llegar solos. De camino hacia el cielo, nuestros pies deben pisar fuerte la tierra. Hay muchas almas que salvar, muchos pecados que expiar, muchos anhelos humanos que merecen ser llevados a Dios.

    Jesús vino al mundo con una carne como la nuestra, para llevarnos a Dios. No puede un cristiano caminar por el mundo como un ser extraño a quien no le interesa nada de cuanto le rodea. Un seglar que quiere ser santo tiene que saber de fútbol, de política, de informática, y de todo cuanto interesa a sus semejantes. Es urgente que seamos muy normales, para que gente muy normal, a través de nosotros, pueda acercarse a Dios.

(TP07X)