Liber Gomorrhianus

4 mayo, 2016 – Espiritualidad digital

Aquél a quien esperamos

decenario al Espíritu Santo   Sólo once días, y estará aquí el Paráclito. A Él se refería Jesús cuando dijo: Cuando haya ido y os haya preparado sitio, volveré y os tomaré conmigo, para que donde yo estoy estéis también vosotros (Jn 14, 3). Es el Espíritu de Jesús, que nos toma de la mano y nos lleva al Cielo. El Cielo no está sobre las nubes. Al Cielo se llega desde lo profundo del alma. Quienes tienen vida espiritual habitan ya en el Cielo. El Espíritu las ha tomado de la mano, y las ha llevado con Él.

   Cuando venga él, el Espíritu de la Verdad, os guiará hasta la verdad plena. Pues lo que hable no será suyo; hablará de lo que oye. Él deposita en el alma las palabras de Cristo, porque Él es su aliento y su voz. Y el alma se deja guiar por esas palabras hasta lo más profundo; allí encuentra a su Señor, y se une a Él, y se queda a su lado.

   Ojalá este año reces con verdadero fervor el decenario al Espíritu Santo. Mira que Él vendrá a ti según lo esperes. Y esa preciosa devoción te ayudará a desearlo con verdadera hambre de Dios.

(TP06X)