Evangelio 2018

29 abril, 2016 – Espiritualidad digital

Secretos para enamorados

secretos   Repasa la vida de Cristo, y dime cuántas personas se acercaron a Él deseando conocerlo. Miles se aproximaron a Él, pero todos querían algo, y ese algo no era Él, sino las gracias que se derramaban a su paso: curación de enfermos, expulsión de demonios, milagros, discursos y denuncias… ¿Cuántos le preguntaron a Jesús por su misterio? Quizá uno, el discípulo amado: Maestro, ¿dónde vives? (Jn 1, 38).

   Nadie conoce al Hijo, sino el Padre. No es un veto, sino la constatación de un fracaso: nadie había intentado conocerlo. Y nadie se ha sentido jamás tan solo como Él.

   A lo largo de estos dos mil años, los hombres hemos reparado, en parte, esta ofensa. Los santos han sido personas enamoradas de Cristo, que han querido saberlo todo sobre Él. Y Jesús se ha entregado a ellos, les ha revelado su interior, y les ha mostrado el rostro de su Padre. Nadie conoce al Padre sino el Hijo, y aquél a quien el Hijo se lo quiera revelar. Celebramos a hoy a santa Catalina, quien conoció los secretos del Hijo de Dios, porque lo amó.

   Esos secretos serán también tuyos, si amas a Jesús como lo han amado los santos.

(2904)