Evangelio 2018

25 abril, 2016 – Espiritualidad digital

El suplicio imposible de los mártires de Ikea

ikea   Son palabras que deberían estar escritas sobre las puertas de las iglesias… pero por la parte de dentro. Así los fieles, al salir, no tendrían más remedio que tropezar con ellas: Id por todo el mundo y proclamad el evangelio a toda la creación.

   Algunos se extrañarían. Estaban tentados de poner un letrero distinto: «¿Por qué os vais? Quedaos aquí, no os marchéis; ahora mismo empieza una reunión de dos horas y media. Ahí fuera están contra nosotros; venid a resguardaros».

   ¡Pobres idiotas! Han olvidado que nuestra misión no consiste en llenar los templos, sino en conquistar la Tierra para Cristo. Y la Tierra, esa Tierra que vive sin Dios, está fuera de los templos. Allí debemos vivir, llevando en nuestras vidas la alegría de los hijos de Dios. ¿Cómo la contagiaremos a quienes no la conocen si no vivimos entre ellos? En cuanto a quienes «están contra nosotros»… ¡No hay miedo! ¡Que se lo lleven todo, hasta nuestras vidas! Ellas serán su rescate. Pero, si hay que morir mártir, mejor en la calle, y a pleno sol. No es muy épico que lo maten a uno en mitad de una reunión en los locales parroquiales, entre sillas de Ikea.

(2504)