Evangelio 2018

6 abril, 2016 – Espiritualidad digital

Presencia de Dios

presencia de Dios   Mírate: tus ojos, siempre curioseando; tu atención, en mil cosas, sin resolver ninguna; tus preocupaciones importan poco hoy y nada mañana; atolondrado todo el día y, cuando llega la noche, no sabes bien qué has hecho…

   ¿No te das cuenta de que te estás muriendo? Las fuerzas se te van en nada, porque todo queda aquí, en la tierra. Y la tierra es eso, tierra. La misma que habrá de sepultarte.

   Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único para que todo el que crea en él no muera, sino que tenga vida eterna. No es para mañana, sino para hoy. Cristo se ha tendido ante ti como un puente hacia lo eterno. ¿Por qué no lo cruzas, y escapas de esa tormenta de tierra que te está sepultando?

   Detente, cada día, durante al menos quince minutos. Mira al Señor, habla con Él, ten tu conversación en los Cielos. Así habitarás en la eternidad. Y después, cuando los quince minutos hayan pasado, quédate allí, con Él, y en diálogo con Él resuelve los asuntos de esta tierra. Así llenarás la tierra de cielo, en lugar de sepultarte a ti mismo en la tierra. Ten presencia de Dios.

(TP02X)