Liber Gomorrhianus

28 Marzo, 2016 – Espiritualidad digital

Claridades y confusiones

versión   Avanza el día, y las noticias corren como la pólvora. Pero cuando el hecho es nada menos que la ruptura de la Historia, abierta gozosamente a la eternidad, y la voladura de la misma muerte, la conmoción mata la claridad. Como cuando, de repente, detona una bomba y el aire se llena de humo, todos salen corriendo y cada uno explica las cosas a su manera. En este caso, no se trata de humo, sino de un estallido de luz. Uno corren extasiados, y otros huyen tapándose los ojos.

   Decid que sus discípulos fueron de noche y robaron el cuerpo. Es la versión de quienes temen a la luz. Por eso es nocturna. Esta historia se ha ido difundiendo entre los judíos hasta hoy. ¿Sólo entre los judíos? Como me apuren, incluso algunos que se llaman cristianos viven sin esperanza.

   Id a comunicar a mis hermanos que vayan a Galilea; allí me verán. Es la versión de quienes ven; de quienes abren los ojos; de quienes no temen a la luz. La tuya y la mía. ¡Corramos a anunciarlo! Urge despertar a los espíritus dormidos en las sombras. ¡Ya es de día! Y este día no tendrá fin. ¡Cristo vive!

(TP01L)