“Evangelio

14 Marzo, 2016 – Espiritualidad digital

Esa luz que parece sombra

luz   Es fascinante cómo algunas de las frases de Jesús tienen apariencia de mentira. No es que lo sean; es que, para entenderlas, hay que llevarlas a la altura en que fueron pronunciadas. A ras del suelo, donde sólo los sentidos ven y tocan, la realidad parece protestar.

   El que me sigue no camina en tinieblas… Hambre, sed, sueño, cansancio, ingratitud, desprecio… Tal ha sido la herencia de los santos en esta vida. ¡Si hasta el mismo sol se ocultó cuando Cristo fue elevado! Cualquiera que haya intentado dar dos pasos seguidos hacia la cima del Calvario sabe que es el camino más oscuro y sombrío de la Tierra. La misma fe no es sino tinieblas, porque al ojo se le niega el resplandor de Aquél en quien cree el alma.

   Sin embargo, cuando se pierde el miedo a esa primera oscuridad, y el alma se adentra en la noche, ya muertos los sentidos corporales, abre la fe sus ojos y queda deslumbrada con una claridad suavísima que brota de la Cruz. Descubres entonces que lo que te había parecido luz eran tinieblas, y que quien ama al Señor no camina entre sombras, sino que tendrá la luz de la vida.

(TC05LC)