Evangelio 2018

19 febrero, 2016 – Espiritualidad digital

Siempre tienes razón

razón   Has discutido con tu marido. O con tu mujer. O con uno de tus hijos. O con un compañero de trabajo. O con la cajera del supermercado. ¿Qué más da? De todas formas, tú tenías la razón. Siempre la tienes, es curioso. ¿Recuerdas cuando te equivocaste por última vez? Yo tampoco.

   En tu benevolencia, serás capaz de perdonar. ¡Faltaría más! Pero como tu marido, o tu mujer, o tu hijo, o tu compañero de trabajo, o la cajera del supermercado son tan orgullosos, no vendrán a pedir disculpas. ¡Peor para ellos!

   ¿Me permitirás que te refresque la memoria? Recuerda aquella discusión; ésa en la que tenías razón. ¿No levantaste el tono de la voz? ¿No dijiste nada inadecuado? ¿No hablaste con ira? ¿No miraste con desprecio?

   Todo el que esté peleado con su hermano será procesado. Te diré algo: Cuando el Señor te llame, no va a preguntarte si tenías razón. Ni tampoco va a preguntarte por los pecados de tus hermanos. Pero sí va a preguntarte por aquella palabra, por aquel tono de voz, por aquella mirada, por aquel desprecio.

   Anda, no sigas esperando a que te pidan perdón. Adelántate y pídelo tú, porque hoy mismo puede llamarte Dios.

(TC01V)