Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

30 Enero, 2016 – Espiritualidad digital

No desveléis al Amor

no desveléis al amor   Yo os conjuro, hijas de Jerusalén, por las gacelas, por las ciervas del campo, no despertéis, no desveléis al amor, hasta que le plazca (Ct 3, 5). Pero los apóstoles lo despertaron, diciéndole: – «Maestro, ¿no te importa que nos hundamos?».

   Es sábado. Y el Amor duerme, reposa en un sepulcro mientras la Tierra está bañada en las tinieblas. Es verdad. A veces… ¿cómo lo diré?… No es que parezca que Dios no exista, sino que parece que Dios no está, que está dormido, que calla y reposa mientras la muerte y el pecado avanzan sobre los hombres.

   Es la hora de la esperanza, la hora de María. Ella vela el sueño del Amor. Si hubiese estado en aquella barca, no hubiera permitido que los apóstoles despertasen a su Hijo. No desveléis al amor… ¿Qué importa que nos hundamos, si nos hundimos con Él? ¿De qué tenéis miedo? ¿Acaso no veis que Él es la Vida, y que las aguas torrenciales no podrán apagar el amor (Ct 8, 7)? Si con Él nos hundimos en la muerte, con Él viviremos.

   En su sueño, el Amor dormido te llama: «¿Podrás seguirme hasta el silencio del sepulcro? ¿Dormirás conmigo, en lugar de despertarme?»

(TOP03S)

“Evangelio