“Evangelio

27 Enero, 2016 – Espiritualidad digital

Los de las zarzas

zarzas   Leed la parábola del sembrador, y decidme si no os veis reflejados en alguno de los cuatro ejemplos que despliega ante vosotros.

   Yo no voy a explicar los cuatro, porque basta un flechazo para sacar sangre y una Palabra para sanar la herida. Me quedo con los de las zarzas: Los que escuchan la palabra, pero los afanes de la vida, la seducción de las riquezas y el deseo de todo lo demás los invaden, ahogan la palabra, y se queda estéril.

   Son terreno conquistado. Su cabeza está llena de problemas, sus nervios llenos de urgencias, y su corazón lleno de afectos y deseos terrenales. Cuando el Señor dice el deseo de todo lo demás, se refiere a todo lo que no es Dios.

   Leen la Palabra, y la pobre va a parar al cajón de los trastos: es una cosa más, otra entre muchas. Imposible recordarlo todo. Bastante hicieron con escuchar. Si, a las dos horas, les preguntan por lo que leyeron, les pondrán en un aprieto.

   Quiera Dios que, cuando la Palabra entre en ti, no entre en terreno invadido. Es Ella quien debe invadirlo todo, y tomar como rehén a todo lo demás. Te llenarás de paz.

(TOP03X)

“Evangelio