“Evangelio

24 Enero, 2016 – Espiritualidad digital

El extraño club de fans de Jesucristo

club de fans   Lo último que habría querido tener Jesucristo en esta tierra es un club de fans. Los fans son personas que te alaban por las calles, en los escenarios, y en los foros de Internet. Pero, entre sus cometidos, no está el de compartir tu suerte ni pagar tu hipoteca. Ellos desempeñan su papel desde la grada; en el campo de juego te dejan solo, para que demuestres lo que vales.

   Jesús siempre quiso discípulos, personas que unieran su vida a la del Maestro, más que voces que hablasen bien de Él. Pero, sin haberlo deseado, tuvo su club de fans:

   Enseñaba en las sinagogas, y todos lo alababan. Los sacerdotes sabemos lo que es eso. En ocasiones, alguien se te acerca después de misa a ensalzarte por la prédica. Luego sale de la iglesia, y prosigue su vida donde la dejó. Nada ha cambiado, salvo que ha pasado un buen rato escuchando a un clérigo más o menos ameno. ¿Y qué? Uno preferiría que lo insultasen, si al menos quienes lo insultan recapacitaran y se convirtieran.

   Los mismos que lo alabaron cuando predicaba, pidieron su crucifixión cuando Cristo no les dio la razón. Por eso Jesús quiere discípulos, no admiradores.

(TOC03)

“Evangelio