Evangelio 2018

13 enero, 2016 – Espiritualidad digital

Lo importante ¿es tener salud?

salud   Quienes estuvisteis ayer en misa escuchasteis cómo Ana, la mujer de Elcaná, lloraba pidiendo desesperadamente un hijo a Dios. Y, a un tiempo, prometía que, si Dios le otorgaba esa gracia, ella, a su vez, entregaría a su hijo al Señor. Alguien podría preguntarle: «¿Para que le pides a Dios un hijo, si es tu propósito, cuando te lo dé, entregárselo tú a Él?». Cualquiera que conozca a Dios, y su forma de hacer felices a los hombres, puede responder a esa pregunta: lo que Dios nos da, nos lo da para que se lo demos. Y, en ese «dame» y «toma», en ese juego divino y humano de Amor, alcanza el hombre la dicha de vivir como hijo de Dios.

   Jesús la se acercó, la cogió de la mano y la levantó. Se le pasó la fiebre y se puso a servirles. ¡Sabia mujer! Dios te devuelve la salud, y tú se la devuelves a Él en forma de servicio. Así nos dices a todos: «¿Para qué queremos la salud, si no es para servir al Señor y gastarla en Él?»

   Dicen los hombres que «lo importante es tener salud». Lo realmente importante es saber elegir en qué perderla.

(TOP01X)

“Evangelio