Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

6 Enero, 2016 – Espiritualidad digital

Dos regalos «de reyes» para el Rey

regalos   Aunque es tradición representar a los pastores con ofrendas, en ningún lugar de la Escritura se nos dice que esto hombres sencillos llevasen regalos al Hijo de María. Lo único que sabemos a ciencia cierta es que fueron ellos, corriendo, y entregaron las ofrenda de su prisa y de su asombro.

   De los Magos sí sabemos, por la Escritura, que llevaron presentes al Rey del Cielo: Le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra. En el oro ha visto la Iglesia la ofrenda que corresponde a un Rey; en el incienso, la que lo proclama Dios; y, en la mirra, la ofrenda que anuncia su muerte.

   Han pasado más de diez días desde que nos postramos ante el Misterio. Lo hicimos, al principio, como los pastores, sin más ofrenda que el asombro y la impaciencia. Pero hoy, conforme entregan los Magos sus presentes, nos rebuscamos los bolsillos. ¿Qué le ofreceremos nosotros?

   Cada cual busque y encuentre. Pero te sugiero dos ofrendas para el Hijo de María: tus deseos grandes, inmensos, de santidad; y tus fracasos, tu dolor de haber vivido una vida que no estaba a la altura de esos deseos. Verás como, al recibir esos regalos, el Niño Jesús sonríe.

(0601)

“Evangelio