Evangelio 2018

5 enero, 2016 – Espiritualidad digital

Más presentaciones

presentaciones   Todo es nuevo, porque acaba de amanecer. Y estamos empezando a conocernos. ¿Recuerdas cómo ayer nos presentábamos? «Éste es el Cordero de Dios», «Tú eres Cefas»… No hemos terminado. Seguimos hoy. Y –recuerda– con pocas palabras.

   Ahí tenéis a un israelita de verdad, en quien no hay engaño. Es Jesús quien te presenta a Bartolomé. No creas que es un hombre inmaculado. Si buscas a un hombre inmaculado mira hacia el Pesebre. Natanael es como tú y como yo; un pecador. Pero los ojos de Jesús se fijan siempre en el bien, y llama a las personas por lo bueno que hay en ellas. Quizá es buen momento para que mires a tus hermanos a través de esos ojos. No hay nadie sobre la Tierra en quien no se esconda un punto de luz. Si lo descubres, conocerás a las personas como Dios las conoce.

   Tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel. ¡Qué hermoso villancico! Y lo canta aquél en quien no hay engaño. ¿Cómo no fiarnos? Díselo tú también. Inclínate sobre el Pesebre y susurra: Hijo de Dios, Rey de Israel.

   ¿Y tú? ¿Ya sabes quién eres? Anda pregúntaselo otra vez. Pero, ahora, escucha.

(0501)

“Evangelio