“Evangelio

3 Enero, 2016 – Espiritualidad digital

La ternura y la Roca

roca   La ley era dura como piedra. Contra ella se estrellaron los hombres, incapaces de cumplir sus preceptos. Pero tenía que ser así. Ese mismo muro de piedra protegía al pueblo escogido del pecado, y lo guardaba en sus propias lágrimas mientras esperaba al Mesías.

   La ley se dio por medio de Moisés. La gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo.

   Entonces llegó la plenitud de los tiempos. Y Aquél a quien los hebreos esperaban se hizo presente. Se abrieron las puertas de la Ley, e hizo su aparición el Mesías. La piedra fue cambiada por la carne, y la dureza del pedernal sustituida por la ternura de un Niño. El precepto ha dado paso al Amor, y el decreto al gemido de un bebé que suplica alimento y cariño.

   Sin embargo… Él es la roca. Quien, como Herodes, se lance contra ese pesebre quedará hecho pedazos. Y quien se refugie en ese pesebre verá pasar los siglos sin morir.

   Ha sido, en fin, la ternura de un Dios enamorado la roca más firme y la Ley más eterna. Camino, Verdad y Vida en el llanto de un Niño que condensa todo el Amor del Creador por los hombres.

(TNC2)

“Evangelio