Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

11 Diciembre, 2015 – Espiritualidad digital

Bautismo de lágrimas

hqdefault   El Jordán es un mar de lágrimas, y el anuncio de Juan es un lamento esperanzado. Nos recuerda el Bautista que hemos apartado a Dios de nuestras vidas, y que nos hemos precipitado en el camino del Infierno. No lo grita para añadir más dolor a nuestro dolor, sino para anunciarnos que ya viene quien puede salvarnos. Y, como viene el Cristo a redimir a quienes lloran sus pecados, invita a los hombres a recibir su bautismo de lágrimas, para que puedan ser limpiados.

   Sin embargo… Hemos cantado lamentaciones, y no habéis llorado. ¿Cuántos hombres hay que en estos días, a las puertas de la Navidad, se encuentren llorando sus culpas y anhelando la llegada de quien viene a quitar el pecado del mundo?

   El infame gordo de las barbas, el del «¡Jo, jo, jo!» es el que quita el dinero del mundo. Y a ése le esperan muchos en los grandes almacenes y en los restaurantes, ocupados en compras y comidas navideñas de empresa.

   Pero el Mesías, anunciado por Juan, es el que quita el pecado del mundo. Y a Él se le espera llorando, y bañándose en ese Jordán de lágrimas que es la penitencia.

   ¿A quién esperas?

(TA02V)

“Evangelio