Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

26 Noviembre, 2015 – Espiritualidad digital

La nube

nube   Anda el tiempo muy nublado últimamente. Y lo cierto es que apetece ver el Sol. Cada día oramos para que se abran, al fin, los cielos, y muestren el secreto que las nubes han guardado. No quisiéramos acostumbrarnos a esta oscuridad.

   Bastó una nube. Sólo una. El bueno de fray Luis de León la llamó, «envidiosa», «presurosa» y «rica». Todo con razón. Porque, hace unos dos mil años, esa nube ocultó al Señor mientras ascendía a lo más alto del Cielo. Y, desde entonces, el Sol no ha vuelto a salir. No hemos vuelto a verlo.

   En ocasiones me pregunto si aquella nube estaba realmente en el Cielo, o si soy yo quien tengo cataratas. Puede que las dos cosas sean verdad. Pero, en todo caso, un día saldrá de nuevo el Sol, y lo hará con tal fuerza, que hasta las nubes de nuestros ojos se derretirán como la cera ante el fuego.

   Entonces verán al Hijo del hombre venir en una nube, con gran poder y majestad. Mejor, fray Luis, no nos ensañamos en exceso con la nube, porque ella, que nos lo ocultó, le servirá de trono en aquel día.

   ¿Conocéis el nombre de esa nube? Fe.

(TOI34J)

“Evangelio