“Evangelio

15 Noviembre, 2015 – Espiritualidad digital

Ángeles de carne y hueso

ángeles   Cuando vuelva el Señor sobre las nubes, enviará a sus ángeles para reunir a sus elegidos de los cuatro vientos. Leemos estas palabras, y pensamos en criaturas celestiales llamando a los que han sido sellados con el sello del Cordero, mientras los astros se disuelven. Y, sin duda, será así. Pero, antes…

   … Antes de enviar a sus ángeles, ha enviado el Señor a sus apóstoles con la misma misión: reunir a los hombres en su Iglesia, congregarlos de extremo a extremo del mundo en torno a su altar, para que ninguno se pierda. Y esos apóstoles somos tú y yo.

   ¿Estamos realizando nuestra tarea, o esperamos a que la realicen los ángeles por nosotros? Porque, cuando ellos vengan, tan sólo recogerán a aquéllos a quienes hayamos congregado nosotros. Si muchos quedan fuera, será culpa nuestra.

   Ya sé que rezamos. Y frecuentamos los sacramentos. Pero no basta. Todo eso es un consuelo para nosotros, mientras millones de almas se pierden para siempre. ¿No te importa? ¿No te hace sangrar?

   ¡Corre! Sal de tu casa, sal del templo, y recoge con cariño a los hombres. Hay muchos elegidos, a quienes nadie les ha dicho que lo son. ¿A qué estás esperando?

(TOB33)

“Evangelio