Liber Gomorrhianus

11 Noviembre, 2015 – Espiritualidad digital

Uno de cada diez

uno de cada diez   En nuestros días, la curación de los diez leprosos podría haberse convertido en un estudio sociológico: sólo uno de cada diez milagros obtiene la salvación del alma. En el 90% de los casos, el milagro se convierte en un sonoro fracaso; el cuerpo, a la larga, vuelve a enfermar, y después muere, llevándose consigo al alma a la perdición.

   Uno de ellos, viendo que estaba curado, se volvió alabando a Dios a grandes gritos. He aquí nuestro 10%: al recobrar la salud, abrió las puertas del alma al poder de Dios, y dejó que la gracia divina, que había entrado en su cuerpo sanando la lepra, invadiese también lo más profundo de su corazón. Éste recibió vida eterna.

   Los otros nueve, ¿dónde están? La culpa, obviamente, no es de Jesús. Cuando el hombre cierra el alma al Amor divino, ni el propio Dios puede cruzar. El misterio de la libertad humana es insondable.

   Uno de cada diez… ¿Será verdad que, de cada diez personas que rezan, nueve no pretenden sino acabar con el sufrimiento de su vida temporal, y sólo uno está dispuesto a entregarse al Amor que da vida eterna? ¿Seguirá vigente, hoy, el estudio sociológico de san Lucas?

(TOI32X)

“Evangelio