“Evangelio

9 Noviembre, 2015 – Espiritualidad digital

Letrán, la sede de Pedro

Letrán   La Basílica de Letrán, cuya dedicación conmemoramos, es la Catedral de Roma. Allí, por tanto, tiene su sede Pedro. Y por eso la festejamos en la Iglesia entera. Ubi Petrus, Ibi Ecclessia; donde está Pedro, está la Iglesia. Hoy, cada uno en nuestra parroquia, nos sentimos hijos de la Iglesia y ovejas de Pedro, quien es, en palabras de santa Catalina, «el dulce Cristo en la Tierra».

   Escribo «Pedro» donde podría escribir «Francisco». Y, antes, Benedicto, Juan Pablo, Juan Pablo, Pablo, Juan, Pío… Es lo mismo. En definitiva, es Cristo.

   No veneramos al Papa como si fuera Cristiano Ronaldo. Lo que de él veneramos no es su simpatía, ni sus habilidades, ni su talento, ni tan siquiera su virtud. Veneramos en Él al propio Cristo. No entiendo a los «fans» de tal o cual papa; en lo que verdaderamente importa, a mí me dan todos lo mismo, y ese «lo mismo» es mucho: me dan a Cristo pastor.

   No convirtáis en un mercado la casa de mi Padre. Y, mucho menos, en barra de bar donde se enjuicia a futbolistas o se critican estrategias. En una casa de oración tan sólo se escucha a Dios. Y se habla con Él.

(0911)

“Evangelio