Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

6 Noviembre, 2015 – Espiritualidad digital

Y, hoy… El hombre derrochador

derrochador   Ayer teníamos noticia de la mujer hacendosa, y hoy nos habla el Señor del hombre derrochador: Un hombre rico tenía un administrador, y le llegó la denuncia de que derrochaba sus bienes.

   El administrador derrochador es el vivo reflejo de aquel hijo pródigo aludido en otra parábola de Jesús, el cual tomó la herencia de su padre y la malgastó en placeres, para terminar mendigando alimento a los puercos. En los dos casos, los protagonistas son víctimas del vértigo de quien gasta alegremente un dinero que no es suyo. Ambos acaban arruinados –mendigando alimento el uno, y despedido el otro–, y ambos, afortunadamente, encuentran el camino de regreso hacia una vida digna. No obstante, los dos tendrán algo que lamentar durante el resto de sus vidas. Aquel derroche, lejos de alegrarles la existencia, les causó un gran dolor. Ojalá nunca lo hubieran cometido.

   Aprende de ellos, y no quieras repetir sus errores. Tu vida, tu tiempo, tu cuerpo, tus fuerzas, tu salud, tus bienes… Nada es tuyo. Y, si quieres disfrutar de cuanto tienes, deberás emplearlo en amar a Dios y en obedecerlo. El secreto de la vida feliz es el mismo de la vida santa: vivir con Dios.

(TOI31V)

“Evangelio