Evangelio 2018

14 octubre, 2015 – Espiritualidad digital

Tumbas sin señal

tumbas   En las grandes ciudades, a los muertos se los entierra en cementerios municipales, ornamentados con todo tipo de licencias urbanísticas y permisos de las autoridades. Pero antiguamente, a los muertos se los llevaba a la iglesia y se los enterraba allí. Algunos descansaban en el camposanto que se extendía junto al templo, y otros –sobre todo, los benefactores y los sacerdotes– eran enterrados dentro del templo. Por eso, cuando visitas una iglesia antigua, es posible que estés pisando muertos sin darte cuenta. El paso de los siglos ha borrado la señal de la tumba en el suelo. No tiene mayor importancia pero, en tiempos de Jesús, pisar una tumba conllevaba contraer impureza.

   ¡Ay de vosotros, que sois como tumbas sin señal, que la gente pisa sin saberlo! Le reprocha el Señor a los fariseos que parecen vivos y están muertos. Cuando los hombres les escuchan, piensan que están escuchando a maestros, pero lo que, a través de sus labios, brota de sus corazones es podredumbre y corrupción.

   Sé humilde. La humildad es la señal por la que los hombres sabrán que hablan con un pecador. Procura, con tu modestia, dejar claro que no deben mirarte a ti, sino a Él.

(TOI28X)

“Evangelio