Liber Gomorrhianus

26 Septiembre, 2015 – Espiritualidad digital

El miedo a entender

miedo   Como, por estos lares, andamos de campaña en campaña, el teatro de los debates electorales se va volviendo cansino. Y si alzamos un poco la vista y seguimos las contiendas de los republicanos en Estados Unidos, podemos acabar creyendo que estas lides sirven para algo.

   Pero no sirven para nada. Jamás he visto a nadie confesar que su oponente en un debate lo había convencido.

   Los hay más ingenuos: son aquéllos que piensan que pueden llevar a la fe a un ateo a base de razonamientos. Eso no lo logró ni el mismo Jesucristo.

   Ellos no entendían este lenguaje; les resultaba tan oscuro que no cogían el sentido. A la vista de semejante excusa, cualquiera pensaría que Jesús les había planteado enigmas irresolubles… Pero todo lo que les dijo fue: Al Hijo del hombre lo van a entregar en manos de los hombres. ¿Tan difícil era?

   Más que difícil: imposible para quien no quiere entenderlo. Porque quien quiere entender pregunta, pero a ellos les daba miedo preguntarle sobre el asunto.

   Mira: si una persona no quiere cambiar su vida, aunque le demuestres en una pizarra que Jesús es el salvador del hombre no entenderá. ¿Por qué? Porque le da miedo.

(TOI25S)