“Evangelio

24 Agosto, 2015 – Espiritualidad digital

WYSIWYG

wysiwyg   Pocas veces vemos a Jesús alabar a alguien. En contadas ocasiones alabó a paganos, como la mujer cananea o el centurión. Pero quizá el elogio más hermoso (de los conocidos, porque a su Madre la cubriría de piropos) lo reservó para un israelita llamado Bartolomé: Ahí tenéis a un israelita de verdad, en quien no hay engaño.

   No existe mucha gente así. Por lo general, la gente muestra una imagen, y cuando te acercas descubres que su rostro es muy distinto al que te mostraron. Otros dicen «A» cuando quieren decir «B», y, por si fuera poco, te exigen que adivines lo que quisieron decir. Otros te apuñalan mientras sonríen, y otros se ríen de ti mientras lloran sobre tu hombro. Las relaciones humanas son complicadísimas, porque la mayor parte de la gente requiere el uso de un diccionario personalizado para tratar con ellos. Diez minutos de conversación pueden agotar a un ser humano desprevenido contra esto.

   Supongo que por eso agradeció tanto el Señor encontrar a un hombre sin engaño. Los americanos dirían de él que es un WYSIWYG («What you see is what you get»). ¡Qué delicia! Es más fácil ser santo cuando se comienza por ser así.

(2408)