Evangelio 2018

22 agosto, 2015 – Espiritualidad digital

Paradojas

paradoja   Paradoja: nunca el hombre ha tenido tanto poder para someter el entorno. Con un click llegamos al otro lado del Globo. Desciframos el genoma humano y poco falta para que fabriquemos niños «de diseño». Sin embargo… Nunca el hombre ha sido tan esclavo. No puede salir de casa sin teléfono móvil, ni mantenerse varias horas lejos de una pantalla, no concibe su vida sin coche y apenas controla sus instintos. Hace casi veinte años, supimos que la persona con más poder sobre la Tierra era incapaz de mantener cerrada su propia bragueta. No es sólo una paradoja. Es el Demonio, que se burla de aquéllos a quienes encumbra.

   Paradoja: Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra. Una joven se arrodilla, se somete amorosamente a la voluntad de su Creador… Y la vemos coronada Reina de Cielos y Tierra. Libre de pecado, de la muerte, de instintos y pasiones, de apego a bienes materiales… Tampoco es una paradoja.

   Es que cuando el hombre se niega a postrarse ante Dios acaba de rodillas ante cualquier bagatela. Pero cuando el hombre se somete a su Creador resulta liberado del pecado y la muerte para reinar con su Dios.

(2208)