Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

23 Julio, 2015 – Espiritualidad digital

De cómo trata el Señor a quienes lo aman

lo poda, para que de mas fruto   Muchas veces, el Señor cura a quienes Él ama, y alivia sus dolores. Los evangelios están llenos de enfermos sanados, hambrientos saciados y personas atribuladas que encontraron respiro a sus penas Jesús. Así trata a quienes ama.

   Ahora te diré cómo trata a quienes lo aman: A todo el que da fruto lo poda, para que dé más fruto. A quienes lo aman, Jesús los purifica. En lugar de curar sus dolores, imprime en ellos las marcas de su Cruz. Permite que todas las criaturas en que se apoyaban les fallen, les retira cualquier consuelo terrenal, y limpia sus corazones de cualquier afecto desordenado, grabando en ellos la soledad y los dolores que soportó en su Pasión. Los introduce en las tinieblas, los despoja de cualquier vestido terreno, y en la oscuridad más espesa y dulce se une a ellos en Amor. Se convierten, entonces, en otros cristos. Y dan mucho fruto, y salvan muchas almas, y renuevan la tierra.

   Recuérdalo bien: si el Señor te libra de un dolor, es señal de que te quiere. Pero si, en lugar de librarte de tus penas, te colma con las suyas… Te lo has buscado. Es porque amas mucho a Cristo.

(2307)