“Evangelio

5 Julio, 2015 – Espiritualidad digital

La crema protectora

crema protectora   A pesar de que algunos dicen que Dios y el sol broncean con ponerse delante, la frasecita, siendo ingeniosa, es falsa. No basta con estar delante de Dios para quedar santificado. Aunque, por consideración a quienes tienen apego a las frases bonitas, haré un añadido: Dios y el sol broncean con ponerse delante, salvo que uno lleve encima una protección del 50. Los bancos de mi parroquia llevan años ante el Santísimo, y no irán al Cielo.

   Algunos se situaron frente al Sol de justicia con la crema protectora más espesa: la de su soberbia. Escucharon en silencio la enseñanza de Cristo, y cuando Jesús terminó de hablar la escupieron con críticas: ¿De dónde saca todo eso? ¿No es éste el carpintero? Conozco el paño. Hay personas que no faltan ni un domingo a misa, y a quienes nada aprovechan los sermones. Conforme entran en la iglesia, se dicen: «¡A ver qué estupideces nos cuenta hoy don Robustiano!» Ya podría ser don Robustiano otro san Agustín, que a éstos botarates les entrará por un oído y les saldrá por el otro.

   Repito –con perdón de los poetas–: no basta con estar delante de Dios. Además, hay que ser humildes.

(TOB14)