Evangelio 2018

12 junio, 2015 – Espiritualidad digital

El secreto escondido en una cueva

corazón de jesús   Siempre me han producido cierta «grima» las imágenes en las que el Corazón de Jesús aparece fuera del pecho. Quizá se debe a que tengo cierto aprecio por la intimidad personal, y me parece que el corazón de cada uno está bien guardado y abrigado en la caja torácica. También pudiera influir en este gusto mío el haber conocido y sufrido a personas que parecen ir por las calles con el corazón «al aire», regalando a todo el mundo su intimidad sin el más mínimo atisbo de pudor. No sé…

   Pero también, por eso mismo, siento tierna veneración por las imágenes de Cristo traspasado por la lanza, y encuentro en ellas la mejor representación cuando se trata de adorar el Corazón de Cristo.

   Uno de los soldados, con la lanza, le traspasó el costado. Entiendo allí que el Corazón de Jesús se encuentra en lo profundo de una cueva abierta, y que el alma debe adentrarse en esa bodega para alcanzar intimidad con su Redentor. Sólo en oración silenciosa se penetra esa abertura, y se llega a conocer el Amor que nos convierte en «cristianos», conquista de Cristo.

   Por eso me gusta verlo guardado. Porque allí dentro nadie nos ve.

(SCORJB)