Evangelio 2018

6 junio, 2015 – Espiritualidad digital

Reíd junto al Señor de vez en cuando

reíros   He imaginado la escena que sugiere el Señor en el evangelio de hoy, y no he podido evitar la risa floja: Devoran los bienes de las viudas, con pretexto de largos rezos. Imaginaba yo al escriba de turno, panzón y rezongante, elevando plegarias interminables junto a interminables platos en casa de la interminable viuda. Cada vez que perdía el aliento de tanto rezar, caía otro plato de cordero para reponer fuerzas, y otra copa de vino para humedecer la lengua. Vuelta a la oración… y vuelta a la comida… Y la viuda, asombrada de cómo laminaba su despensa el hombre de espíritu. Espero que no fuese la misma que poco después, empobrecida por las sesiones de oración del gordo escriba, echó sus últimos dos reales en el templo: Ésta, que pasa necesidad, ha echado todo lo que tenía para vivir.

   No os cuento esto porque esté seguro de haber dado con la interpretación correcta del evangelio. Os lo digo para, de cuando en cuando, sepáis reíros con el Señor. ¡Somos tan serios cuando rezamos! Y no estoy seguro de que a Jesús, que tiene un finísimo sentido del humor, le guste que hablemos siempre con Él de cosas tan «importantes».

(TOI09S)