“Evangelio

3 Junio, 2015 – Espiritualidad digital

El Cielo a tortazo limpio, o la trampa saducea

pelea   Si uno piensa despacio en la idea que tenían del Cielo aquellos saduceos, de los que dicen que no hay resurrección, uno se explica que dijeran que no hay resurrección. Y es que, para resucitar así, mejor quedar tranquilo bajo tierra.

   Cuando llegue la resurrección y vuelvan a la vida, ¿de cuál de ellos será la mujer? Imaginaban aquellos pobres hombres a siete hermanos dándose de puñetazos en pleno Cielo por quedarse con la mujer más deseada del Paraíso. Y no habían pensado que quizá la pobre mujer, después de aguantar en la Tierra a los siete, se habría ido a la morada celeste más lejana con tal de no encontrarse con ellos.

   Estáis equivocados, porque no entendéis la Escritura ni el poder de Dios. El Cielo no es una prolongación de la vida terrena, con sus pasiones y aventuras. El Cielo consiste en que miras a Dios y quedas embobado, y ya nada te importa salvo Él. Y las bellezas y dulzuras de esta vida, que no eran sino espejos rotos donde su luz se reflejaba, dejan de acaparar tu atención. Allí no importan ni criaturas, ni fútbol, ni películas. Allí sólo importa Dios. Lo demás te da igual.

(TOI09X)