“Evangelio

2 Junio, 2015 – Espiritualidad digital

La trampa

trampa   La trampa en que quisieron los fariseos prender a Jesús, y de la que escapó, como un pájaro, el Hijo de Dios, ha continuado tendida para la Iglesia durante veinte siglos. Ojalá pudiese decir que nadie ha sido atrapado allí, pero no haría honor a la verdad.

   Mandaron a Jesús unos fariseos para cazarlo con una pregunta… ¿Por qué intentáis cogerme? Me refiero a la trampa de aportar soluciones a problemas temporales y opinables. Jesús siempre se zafó de semejantes atolladeros, llevando su discurso a las verdades eternas, y dejando a la libertad y a la imaginación de los cristianos las soluciones a esos problemas. Después, no siempre ha sido así. Pero cada vez que en la Iglesia hemos intentado pontificar sobre la solución de problemas temporales, la trampa se ha cerrado sobre nosotros, y hemos sufrido. Merecido lo teníamos.

   Los sacerdotes no tenemos que daros las cosas pensadas. Eso sería tomaros por necios. Debemos proclamaros las verdades eternas e instruiros en los fundamentos de la Fe. Y animaros a que cada uno, en uso de vuestra santa libertad, encontréis las soluciones a los problemas temporales. Y pido a Dios que no coincidáis todos en esas soluciones. Sería mala señal…

(TOI09M)