“Evangelio

25 Mayo, 2015 – Espiritualidad digital

Guárdame esto

guárdame esto   ¿Nunca has dicho «guárdame esto»? Por ejemplo: estás en el aeropuerto, cargado con tu maleta, esperando a que llegue la hora del embarque, y decides pasar a una cafetería para tomar un café. Entonces le dices a un amigo «guárdame esto, que ahora vengo», le entregas la maleta y vas, ligero de equipaje, a tomar tu desayuno. La misma escena podría describirse cambiando «cafetería» por «cuarto de baño», pero he preferido el primer ejemplo, que es menos ordinario. En todo caso, hay mil circunstancias en la vida en las que es mejor confiar a otro tu carga para poder hacer lo que deseas sin demasiado estorbo.

   Vende lo que tienes, dale el dinero a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo, y luego sígueme. Así de sencillo. Seguir a Cristo con todo el equipaje que arrastras por la vida no es sólo incómodo, sino imposible. Por eso, si has conocido su Amor y has decidido seguirle, te desprenderás de cuanto tienes: dinero, planes, tiempo… Lo entregarás a tus hermanos, mientras le dices a Dios «guárdame esto», y partirás ligero a la caza de tu Amor. Una vez encontrado, todo lo que entregaste se te devolverá transfigurado en gloria.

(TOI08L)