Liber Gomorrhianus

24 Mayo, 2015 – Espiritualidad digital

Por qué la Iglesia no es democrática

democrática   Hoy coinciden, en España, el día de Pentecostés y las elecciones autonómicas y municipales. Es buen momento para explicar por qué la Iglesia no es democrática. La democracia permite saber cómo desea gobernarse un grupo de personas. No ofrece una respuesta exacta, pero al menos desvela lo que desea la mayoría. Preguntas como ésa deben responderse así, desde abajo.

   La Iglesia, sin embargo, no es un colectivo de personas que se pregunta por cómo desea organizarse. La Iglesia es el pueblo de los redimidos por Cristo. Y esta redención se recibe al acoger al Espíritu.

   Recibid el Espíritu Santo. En lugar de fluir de abajo a arriba, como sucede en democracia, el Paráclito viene del Cielo y es regalado a los hombres. Se derrama de arriba a abajo, a través de los ministros (servidores), cuyas manos ungidas son cauce de salvación. A quienes perdonéis los pecados les quedan perdonados… Nada menos democrático que una confesión. Porque de abajo viene el pecado, y de arriba, del Cielo, el perdón.

   Para el bien de tu país, hoy tendrás que decidir ante una urna. Para el bien de tu alma… Tan sólo abre las compuertas, y ve al confesonario. Te llenarás de Dios.

(PENTB)

“La