“Evangelio

19 Mayo, 2015 – Espiritualidad digital

¡Que no callemos!

He manifestado tu nombre a los hombres   ¡Quién pudiera marcharse de este mundo como Jesús! ¡Quién pudiera decir, como Él, antes de partir: «¡Misión cumplida!»!

   He manifestado tu nombre a los hombres que me diste. ¡Qué paz, que alegría, a la hora de rendir el alma, saber que se ha llevado a cabo la tarea!

   Escribo esto porque quienes ahora leéis, al igual que yo, aún no habéis llegado al final del camino. Aún está por venir ese momento en que tengamos que rendir el alma ante Cristo. Y le pido a Él que, cuando llegue, podamos partir hacia su Amor con esa misma paz.

   Quizá no podamos decir ellos han guardado tu palabra. O quizá sí. Pero eso importa menos. Lo que realmente importa es que podamos decir he manifestado tu nombre a los hombres. Que abandonemos este mundo con la tranquilidad de haber pronunciado las palabras que Jesús nos encomendó. Puede que tengamos que continuar la frase diciendo «y nadie me hizo caso; todo el mundo hizo lo que dio la gana», pero hasta ese fracaso hablará a nuestro favor. O puede que, junto a nosotros, alcancen el Cielo almas que conocieron a Cristo por nuestro testimonio.

   Sea lo que sea, ¡Señor, que no callemos!

(TP07M)

“La