“Evangelio

12 Mayo, 2015 – Espiritualidad digital

Amores y despedidas

os conviene que yo me vaya   No todo lo que se siente como amor es amor. Para que el amor llegue a ser amor hay que limpiarlo primero.

   En ocasiones, hay más amor en dejar escapar al ser amado que en retenerlo. Preguntádselo a la Virgen. O a las madres que sonríen cuando un hijo suyo, siguiendo la llamada de Dios, abandona su casa. Sangran, pero dan gracias a Dios, porque saben que la partida de su hijo es el mayor bien.

   Ahora me voy al que me envió, y ninguno de vosotros me pregunta: «¿Adónde vas?» Sino que la tristeza os ha llenado el corazón. Les importa más a los Doce el dolor de perder a Jesús que el triunfo que supone la vuelta del Hijo al Padre. No les culpo. El corazón humano es así. Pero hay mucho que limpiar.

   Sin embargo, os conviene que yo me vaya. En atención a nuestra debilidad, nos habla Jesús en nuestro idioma. «Hasta para vosotros es bueno que me vaya», porque si no me voy, no vendrá a vosotros el Defensor.

   Dentro de poco, Jesús, te veremos partir. Pero sabemos que te vas para quedarte. Concédenos, al menos, que ese Defensor nos lleve a donde Tú estás.

(TP06M)

“La