Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

30 Abril, 2015 – Espiritualidad digital

El gozo del cristiano, y el mundo con sus ruidos

ruidos   Cuando rezamos, miramos. Y, al mirar, conocemos. Y se llena de alegría el corazón ante la contemplación de las realidades celestes.

   Pero no basta. Porque, aunque por un momento nos parezca que hemos estado en el Cielo, tarde o temprano es preciso levantarse y tocar tierra. Salimos de la iglesia, nos retiramos de la dulce cercanía del sagrario, y el mundo sigue dando vueltas como si tal cosa. Los ruidos, las prisas, los mil requerimientos de las personas que están a nuestro alrededor, el pecado del mundo –y también el nuestro– se nos echan encima. Bastan diez minutos para que aquel suave recogimiento y aquel gozo celestial parezcan desvanecerse… ¿Qué hacer?

   Puesto que sabéis esto, dichosos vosotros si lo ponéis en práctica. Apréndelo bien: el verdadero gozo con que Dios quiere que vivas, la bienaventuranza que desea para ti, no es el mero deleite espiritual con que te emocionas ante el sagrario. Es la alegría plena y auténtica con que vivirás cuando todo lo que has contemplado en la presencia de Dios lo hagas vida en medio del mundo y de sus ruidos. Cuando te dejes invadir y, de verdad, seas otro Cristo, nada ni nadie podrá robarte tu alegría.

(TP04J)

“La