Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

29 Abril, 2015 – Espiritualidad digital

Cargas que no cargan

200px-Catherine_of_Siena   Las cargas cargan. Lo ligero es no llevar nada encima, ni estar lastrado por la vejez o la enfermedad… Tener veinte años, encontrarse en forma, y correr en primavera por el mero gusto de moverse y de comprobar la agilidad de un cuerpo joven. Eso es ligero. Pero las cargas… Las cargas cargan.

   Mi carga es ligera.

   Que me lo expliquen. Necesito desentrañar el secreto. Hay secreto, porque la realidad da la razón al Hijo de Dios. Y encuentras al joven de veinte años un sábado desparramado en el sofá del salón a las doce de la mañana. Le preguntas qué le ocurre, y contesta: «Estoy cansado». Mientras tanto, sube Jesús con la Cruz a cuestas como si llevara alas en el alma. Y san Juan Pablo II arrastraba un cuerpo malherido por el globo terráqueo como si no le pesara. Santa Catalina fue cargada con las cinco llagas de Jesús, y era ¡tan feliz!

   No cargan las cargas. Cargan la soledad y el vacío. Eso le sucede a muchos jóvenes. Pero la Cruz del Señor está hecha de Amor y llena de Amor el alma. El Amor hace nuevas todas las cosas, y hace joven a quien así ama.

(2904)

“La