“Evangelio

22 Abril, 2015 – Espiritualidad digital

Por si fuera poco

por si fuera poco       La resurrección de Cristo ha colmado al cristiano de beneficios suficientes para morir de alegría (mejor: para vivir en alegría permanente). Pero, por si fuera poco, ha querido el Señor prometer mayores beneficios para mañana. Nunca como en Pascua brilla con luz preciosa la virtud de la esperanza.

   Ésta es la voluntad de mi Padre: que todo el que ve al Hijo y cree en él tenga vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día.

   Para hoy: la eternidad al alcance de una mirada. Porque basta una mirada amorosa al sagrario, o a la sagrada Hostia, para que la fe abra al alma las puertas de la vida eterna, y el alma vuele a la unión con Dios, lejos de los agobios de esta vida. Mientras cuerpo y afectos moran en la Cruz, el alma ha pasado al otro lado y descansa jubilosa en su Creador. ¡Bendita oración!

   Para mañana: la resurrección. Cuando el cuerpo haya pagado sus sábados, cuando haya sido purificado por la muerte, en el último día resurgirá glorioso y entrará en Cielo. Allí Cristo será todo en todos.

   ¿Acaso hay alguien en este mundo que dé más, y que lo dé con tanto Amor?

(TP03X)

“La