Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

15 Abril, 2015 – Espiritualidad digital

Fe

fe   Para un cristiano, «creer» no es una toma de postura, ni la afirmación de unos postulados, ni un enfoque que pueda darse a la vida. Uno no cree en Jesucristo como cree en la ecología o en el deporte.

   Para un cristiano, «creer» es ver lo invisible, y dejar que te robe la mirada para no poder fijarla en nada más. Creer es vivir frente a Cristo resucitado, y permanecer en un diálogo amoroso que no requiere de palabras, porque la misma mirada expresa todo y todo lo recibe. Y quedar absorto en esa contemplación, y permitir que se prolongue, más allá de la muerte del cuerpo, hasta la eternidad, cuando la propia fe se convierta en visión clara, y las tinieblas se disuelvan en luz.

   Estamos hablando de la fe teologal, de la virtud infusa que el Espíritu Santo alumbra en el alma de quien ama desesperadamente al Señor. Esa contemplación emboba, pero no distrae. Es perfectamente compatible con las mil tareas que desarrollamos a lo largo del día, porque esas mismas tareas se vuelven transparentes al Amor de Dios.

   El que cree en él no será juzgado… Porque ya está en el Cielo, aunque viva en la Tierra.

(TP02X)

“La