Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

18 Marzo, 2015 – Espiritualidad digital

En el valle de la muerte

muertos   Cuando Jesús resucitó a Lázaro, bastó una palabra suya («¡Sal fuera!») para que el cadáver de tres días se pusiera en pie y saliera del sepulcro. Está claro que, cuando es Dios quien habla, los muertos oyen… Si quieren.

   Llega la hora, y ya está aquí, en que los muertos oirán la voz del Hijo de Dios, y los que hayan oído vivirán. No te extrañe. Dios ha hablado más para los muertos que para los vivos. No os sorprenda, porque viene la hora en que los que están en el sepulcro oirán su voz.

   Mira a tu alrededor: vives en el valle de la muerte. Ayer estuve viendo «Birdman», la película ganadora de los Oscars, y me parecía a mí mismo morir de pena. Desaparece Dios de las vidas de los hombres, y todo es corrupción, tristeza y muerte. ¿Cómo llegará la voz de Dios a tantos hombres que viven muriendo, si tú no te acercas a ellos y la transmites? ¡Qué gran pecado es, para un cristiano, alejarse de quienes viven sin fe! Tienes que acercarte, amarlos, y recordarles que Dios los ama y quiere que vivan. Si no lo haces, habrás sellado los labios de Cristo. ¡Habla!

(TC04X)