Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

10 Marzo, 2015 – Espiritualidad digital

No estrangularás

estrangular   No conozco la lista de morosos de mis lectores, e ignoro si alguno de ellos ha tenido que recurrir al cobrador del frac para cobrar sus deudas, pero estoy seguro de que la parábola del siervo sin entrañas no va referida, principalmente, a cuestiones económicas. Éstas son sólo una muestra, un símbolo de deudas más acuciantes y difíciles de cobrar.

   Agarrándolo, lo estrangulaba, diciendo: «Págame lo que me debes». ¿Para que recurrir al cobrador del frac, cuando uno sabe estrangular al prójimo y sacudirlo hasta que paga?

   Le has recordado a tu marido diez mil veces que debe hablar más contigo; pero vas a dejarlo sin aire y no podrá hablar más. A tu mujer le has repetido hasta la saciedad que debe respetar tus manías; pero la pobre ya no sabe qué manía respetar primero. En tu trabajo no paras de quejarte de que no se te valora; pero tus superiores y tus compañeros están hartos de valorar lo quejica que eres.

   Eres un pesado. Todo el mundo te debe algo, y tú no debes nada a nadie. Espero, por tu bien, que a Dios no le dé por estrangularte hasta que pagues la deuda que tienes con Él.

(TC03M)