“Evangelio

16 Febrero, 2015 – Espiritualidad digital

¡Serás cabezota!

cabezota   Cuando los hebreos vagaron por el Desierto, Dios les dio a comer maná del cielo. Pidieron agua, y sacó para ellos agua de una roca. Pidieron carne, y envió una manada de codornices hasta su campamento. Después de todo esto, aún se preguntaba el pueblo: ¿Está o no está Dios en medio de nosotros? (Ex 17, 7). ¡Hay que ser cabezota!

   Lo mismo les sucedía a aquellos fariseos: habían visto recobrar la vista a los ciegos, el habla a los mudos y el oído a los sordos. Había visto andar a los cojos, y ante ellos los demonios habían huido de sus presas. Habían visto cómo cinco panes y dos peces se multiplicaban para alimentar a una multitud. Y, después de todo eso, le pidieron a Jesús un signo del Cielo. ¡Como si no hubieran tenido bastante!

   Mírate a ti mismo: recorre tu vida y comprueba cómo te ha protegido Dios, de cuántos peligros te ha librado, cuántas súplicas tuyas ha atendido, de cuánto amor te ha rodeado… ¿Y todavía dudas de que esté a tu lado, o piensas que te abandona? ¡Por el Amor de Dios! ¿Qué más quieres? Quien te ha acompañado hasta aquí, ¿va a abandonarte ahora?

(TOI06L)