Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

3 Enero, 2015 – Espiritualidad digital

Contra tu aburrimiento, mi fervor

fervor   Para mucha gente, nuestros templos no son sino sucursales de un club de aficionados a la religión. Nuestras misas, representaciones aburridas de ritos incomprensibles. Si tienen que asistir a un funeral o a una boda, se les vuelve interminable. Ni entienden lo que allí sucede, ni se sienten implicados. Supongo que es como si a mí me llevasen a ver un partido de hockey sobre patines. Salvo que alguien me introduzca en la gracia del juego, no me interesa en absoluto.

   Lo que los pastores contemplaron, a simple vista, no era gran cosa: un hombre, una mujer y un niño en la inmundicia de un establo. Nada más… Pero, a ellos, unos ángeles les habían entregado la clave que iluminaba la escena: ese niño era el Mesías. El Cielo brillaba en Belén.

   Yo lo he visto, y he dado testimonio de que éste es el Hijo de Dios. Juan, como los ángeles, ofrece la clave que abre los Cielos ante la humanidad de Cristo. Me pregunto si nuestro fervor y piedad podrán abrir los Cielos ante quienes vienen a un templo para cumplir con un engorroso compromiso. Nuestra forma de estar en la iglesia debería gritar que allí está Dios.

(0301)