Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

1 Enero, 2015 – Espiritualidad digital

El nombre de Jesús

Jesús   Como en el caso de Juan, los padres de Jesús no eligieron el nombre del Niño; venía elegido de lo alto: Le pondrás por nombre Jesús (Lc 1, 31).

   Jesús es el mismo nombre de Josué, el sucesor de Moisés que introdujo a los hebreos en la Tierra Prometida cruzando el Jordán. Significa «Dios salva».

   Moisés guió a su pueblo por el Desierto, y murió sin ver la consumación de la obra redentora. Estaba claro que esa consumación vendría por manos de Otro. Josué (Jesús) fue anuncio de ese Otro, y llevó a los hebreos a una Tierra que era anuncio de la verdadera Tierra, la prometida por Dios para los suyos.

   Jesús es el verdadero Josué, el llamado a consumar la obra de Moisés y a extenderla a todas las naciones. No es casualidad que comenzase su vida pública en el Jordán. Él, a través del Jordán de su Pasión, introducirá al Pueblo de Dios (la Iglesia) en el Paraíso, en la Nueva Jerusalén: en el Cielo.

   Ojalá entendiéramos muy bien esto, para saber qué es lo que debemos esperar del Niño Dios: no ha venido a la Tierra a resolver nuestros problemas. Ha venido a redimir al hombre.

(0101)