Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

19 Diciembre, 2014 – Espiritualidad digital

Dentro del santuario

sacerdote   Cuando estáis en misa, una nube de misterio cubre el interior del santuario. Me refiero al alma del sacerdote. En esa alma, que es como el horno donde se cuece el Pan, suceden cosas que no podéis conocer, y que el sacerdote no podría transmitiros.

   La muchedumbre del pueblo estaba fuera rezando durante la ofrenda del incienso. Y se le apareció el ángel del Señor. Nada sabían aquellos hombres de la manifestación divina que iluminaba el interior del santuario. Esperaban fuera, y, cuando el sacrificio terminó, por el silencio de Zacarías dedujeron que había tenido una visión en el santuario.

   Quizá piense alguien que exagero; que, si pudiéramos asomarnos al interior de algunos sacerdotes durante la celebración de la misa vespertina, los sorprenderíamos pensando en la cena o en el fútbol… Puede ser. Pero eso no tiene nada que ver con lo que digo. No hablaba del pensamiento, sino del alma. Es otra cosa.

   Os diré que, antes de pensar siquiera en ser ordenado, vi cómo un sacerdote, finalizada la misa, abandonaba el altar recogido, con las manos juntas, y pensé que aquel hombre era muy dichoso, y que algo muy grande sucedía en su interior. A eso me refiero.

(1912)