Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

16 Diciembre, 2014 – Espiritualidad digital

Además de perdidos, malvados

camino   Imagina que llegas a un pueblo donde no has estado nunca, y tienes que encontrar allí una calle. Preguntas a una señora que sale del supermercado y que tiene toda la pinta de ser de allí. Supón que la señora te indica el modo de llegar, pero, como es cuesta arriba, tú te enfadas con ella y le cortas la cabeza. ¿Te parece lógico?

   Es tan «lógico» como el martirio de Juan: Juan vino a vosotros enseñándoos el camino de la justicia, y no le creísteis. Malo es que no te fíes de quien sabe lo que dice. Pero peor aún que decapites a quien ha querido prestarte un servicio.

   ¿No te das cuenta de que lo mismo sucede con la Iglesia en nuestros día? Desde hace dos mil años, la Iglesia muestra a los hombres el camino del Cielo. El que muchos no la crean produce lástima, porque no llegarán a la vida eterna si no se dejan guiar. Pero el que, además, tantos la apedreen y la odien no tiene más explicación que la furia del Demonio. ¿Por qué odiáis a quien os señala un camino? Si no queréis seguirlo, no lo sigáis. ¿De dónde viene vuestro odio?

(TA03M)