Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

19 Noviembre, 2014 – Espiritualidad digital

¡Qué noche tan clara!

noche   Constata san Lucas que, ya en tiempos de Jesús, los hombres se pensaban que el reino de Dios iba a despuntar de un momento a otro.

   Tan errados andaban, que no eran conscientes de hallarse al comienzo de la noche. Poco después, se prendió sobre el Gólgota, en la Cruz, la noche de la fe, una noche llamada a iluminar, con su claridad, las almas de los hombres durante siglos, hasta que la luz de la divina Faz de Cristo vuelva sobre las nubes para resplandecer eternamente en sus santos.

   Sé que es una extraña paradoja. Vivimos tiempos de oscuridad luminosa. Las apariencias, como siempre, engañan. Parece que el mal se extiende por el mundo. Parece que las tinieblas cubren la Tierra con su manto de crímenes, de mentiras, de sensualidad y egoísmo. Parece, en ocasiones, como si Dios no existiera. Ante la desolación de Auschwitz, Benedicto XVI llegó a preguntar, en voz alta, dónde estaba Dios.

   Y, sin embargo, un precioso resplandor mana de los sagrarios, de las almas en gracia, y de los mismos cielos. Su luz se infiltra en los espíritus amantes de Dios, y la Historia resulta firmada con ella con la rúbrica divina de Cristo.

(TOP33X)